¿Cómo se diagnostica la vasculitis asociada a ANCA (VAA)?

Diagnosticar correctamente la VAA requiere un enfoque muy cuidadoso y sistemático.1 La rareza y complejidad de la VAA hace que la gente “peregrine” de médico en médico de diferentes especialidades y pueden pasar unos pocos meses o a veces años para llegar al diagnóstico acertado.1,2 Para 1 de cada 3 personas recibir su diagnóstico tarda más de 6 meses.1

Si sospecha que padece de VAA pero aún no se le ha diagnosticado la enfermedad, le puede resultar útil informarse de los potenciales síntomas y comentarlos con sus médicos para ver si eso acelera el diagnóstico.1 No importa lo que esté padeciendo: no tiene por qué sentir vergüenza de hablar de ello con sus médicos. Ellos están acostumbrados a tratar un amplio abanico de temas de salud y contarles todo aquello que usted está experimentando puede ser muy útil para ayudarles a comprender su enfermedad.

Jeremy – MPA, UK

Jeremy – MPA, UK

¿Qué pruebas se pueden hacer para diagnosticar una vasculitis asociada a ANCA?

Generalmente, sus médicos realizarán una serie de pruebas y tendrán en cuenta su historial médico (sus síntomas y sus observaciones) antes de diagnosticar una VAA. La pista que suele llevar a un diagnóstico correcto es que haya múltiples vasos sanguíneos afectados en diferentes órganos, lo que provoca gran variedad de síntomas.


Análisis de sangre

Análisis de orina

Procedimientos de imágenes diagnósticas

Biopsia (también llamada examen histológico)

Pruebas de ANCA

Comprobar si hay autoanticuerpos ANCA en la sangre ayuda a diagnosticar 3 tipos de VAA: GPA, MPA y EGPA. En torno a 8 de cada 10 personas con GPA y MPA, y cerca de 4 de cada 10 personas con EGPA tienen niveles de ANCA detectables.1 Para buscar ANCA en su sangre, su médico le hará primero un análisis de sangre que luego será examinado en el laboratorio.

Aunque estas pruebas son muy útiles, es importante tener en cuenta que también se pueden encontrar ANCA en personas con otras enfermedades, como infecciones crónicas. Además, algunas personas con GPA o MPA no tienen niveles detectables de ANCA y su médico realizará el diagnóstico basándose en el cuadro clínico (una valoración de todos los resultados de las pruebas y de la información de los síntomas).

 

Conozca más datos sobre
la importancia de los ANCA

Marcadores inflamatorios

En la sangre suelen detectarse normalmente signos de inflamación (conocidos como marcadores inflamatorios). Sus médicos habitualmente los buscan midiendo su tasa de sedimentación globular (que muestra la velocidad a la que decantan las partículas de su sangre en un tubo de ensayo) y su nivel de proteína C reactiva (o PCR, un tipo de proteína producida por el hígado en grandes cantidades cuando hay inflamación).

Aunque los resultados de estas pruebas pueden indicar inflamación en su organismo, no muestran de qué tipo se trata, así que por sí solos no bastan para que sus médicos diagnostiquen una VAA.

Función renal

Si sus médicos sospechan que pueda tener una enfermedad renal, investigarán su función renal con un análisis de sangre. Este se centra normalmente en sus niveles de creatinina (el principal metabolito [producto de desecho] de las proteínas en los músculos) y de urea (el principal metabolito de las proteínas en la orina). Unos niveles por encima de lo normal pueden indicar que sus riñones no están eliminando estas sustancias correctamente después de su uso y que su función renal puede estar dañada.

Es importante examinar regularmente la orina, de modo que se puedan detectar pequeños cambios en la urea y la creatinina lo antes posible y así poder minimizar cualquier lesión en los riñones.

 

¿Cómo pueden afectar otras dolencias a mi tratamiento de la VAA?

Si tiene comorbilidades (otras enfermedades o dolencias aparte de la VAA), su médico puede adaptar la dosis de algunos tratamientos y/o hacerle un seguimiento más estrecho durante un tiempo. Puede ser útil que hablen de los efectos secundarios potencialmente asociados a su tratamiento, al igual que a otras dolencias, de modo que pueda distinguirlos de signos que indiquen que su VAA está activa y detectar lo antes posible cualquier eventual recidiva de la VAA.1

¿Cómo contribuyen los resultados de mis pruebas de ANCA a que mi médico comprenda mi vasculitis asociada a ANCA?

Jeremy – (MPA), UK

En las personas con VAA se desarrollan dos tipos de autoanticuerpos ANCA diferentes. Estos se dirigen contra dos tipos distintos de proteínas: proteinasa 3 (PR3) o mieloperoxidasa (MPO).1

La PR3 y la MPO se encuentran normalmente en el interior de los neutrófilos, pero si aparecen fuera, los ANCA se pueden fijar a ellas y activar los neutrófilos, lo que genera lesiones.1 Con un análisis de sangre se puede constatar si hay alguno de estos autoanticuerpos presente en su sangre. Esta es la prueba clave para que su médico confirme si usted tiene VAA.2,3

¿Por qué es importante hacer pruebas de PR3 y MPO?

Descubrir si los autoanticuerpos ANCA se están fijando específicamente a la PR3 o la MPO puede ayudar a sus médicos a tener un mayor conocimiento de las posibles consecuencias de su enfermedad y de la probabilidad de que experimente recidivas.2 También puede ayudarles a decidir qué tratamiento es el más adecuado para usted.3

Maresa – GPA & Kai (cuidador), Alemania

Back Arrow

Pruebas de ANCA

Comprobar si hay autoanticuerpos ANCA en la sangre ayuda a diagnosticar 3 tipos de VAA: GPA, MPA y EGPA. En torno a 8 de cada 10 personas con GPA y MPA, y cerca de 4 de cada 10 personas con EGPA tienen niveles de ANCA detectables.1 Para buscar ANCA en su sangre, su médico le hará primero un análisis de sangre que luego será examinado en el laboratorio.

Aunque estas pruebas son muy útiles, es importante tener en cuenta que también se pueden encontrar ANCA en personas con otras enfermedades, como infecciones crónicas. Además, algunas personas con GPA o MPA no tienen niveles detectables de ANCA y su médico realizará el diagnóstico basándose en el cuadro clínico (una valoración de todos los resultados de las pruebas y de la información de los síntomas).

 

Conozca más datos sobre
la importancia de los ANCA

Marcadores inflamatorios

En la sangre suelen detectarse normalmente signos de inflamación (conocidos como marcadores inflamatorios). Sus médicos habitualmente los buscan midiendo su tasa de sedimentación globular (que muestra la velocidad a la que decantan las partículas de su sangre en un tubo de ensayo) y su nivel de proteína C reactiva (o PCR, un tipo de proteína producida por el hígado en grandes cantidades cuando hay inflamación).

Aunque los resultados de estas pruebas pueden indicar inflamación en su organismo, no muestran de qué tipo se trata, así que por sí solos no bastan para que sus médicos diagnostiquen una VAA.

Función renal

Si sus médicos sospechan que pueda tener una enfermedad renal, investigarán su función renal con un análisis de sangre. Este se centra normalmente en sus niveles de creatinina (el principal metabolito [producto de desecho] de las proteínas en los músculos) y de urea (el principal metabolito de las proteínas en la orina). Unos niveles por encima de lo normal pueden indicar que sus riñones no están eliminando estas sustancias correctamente después de su uso y que su función renal puede estar dañada.

Es importante examinar regularmente la orina, de modo que se puedan detectar pequeños cambios en la urea y la creatinina lo antes posible y así poder minimizar cualquier lesión en los riñones.

Back Arrow

Análisis de orina

Los análisis de orina son la forma más sencilla de detectar si hay en los riñones una inflamación relacionada con una vasculitis. La orina se suele examinar en busca de hematíes y proteínas.

Back Arrow

Procedimientos de imágenes diagnósticas

Las imágenes diagnósticas permiten a los profesionales de la salud escanear el interior de su cuerpo para comprobar qué áreas están afectadas por la VAA. Procedimientos de imágenes diagnósticas que le pueden realizar son, por ejemplo, radiografías de tórax y/o escáneres de TC o IRM, broncoscopia (exploración de vías aéreas/pulmones con una cámara) y endoscopias sinusales (empleando también una pequeña cámara).

Back Arrow

Biopsia (también llamada examen histológico)

Este es un procedimiento por el que se extrae una pequeña muestra de tejido (por ejemplo, de su riñón, pulmón, seno paranasal o piel) para examinarla al microscopio. Esto puede contribuir a confirmar su diagnóstico y/o mostrar si la VAA se ha extendido a estas áreas. La biopsia ayuda a su médico a decidir cuál es el mejor tratamiento para usted.

¿Qué me aguarda el día de mi biopsia?

  • Al llegar al hospital es probable que se le realice un análisis de sangre

  • Puede sentir una pequeña sensación de presión durante la biopsia

  • Después de la biopsia, eventualmente se le efectuará un escáner

  • Puede que experimente un hematoma y un dolor sordo en la zona en torno a la biopsia

  • La mayoría de los pacientes vuelven a casa el mismo día; no obstante, dependiendo de dónde le extraigan la biopsia puede que necesite reposo en cama y su médico le aconsejará al respecto

Consejos al hacerse una biopsia

  • Asegúrese de informar a su médico de cualquier medicamento que esté tomando

  • Compruebe regularmente la zona de la biopsia y contacte de inmediato con su médico si nota cualquier síntoma visible o se empieza a sentir mal

Back Arrow

¿Cómo pueden afectar otras dolencias a mi tratamiento de la VAA?

Si tiene comorbilidades (otras enfermedades o dolencias aparte de la VAA), su médico puede adaptar la dosis de algunos tratamientos y/o hacerle un seguimiento más estrecho durante un tiempo. Puede ser útil que hablen de los efectos secundarios potencialmente asociados a su tratamiento, al igual que a otras dolencias, de modo que pueda distinguirlos de signos que indiquen que su VAA está activa y detectar lo antes posible cualquier eventual recidiva de la VAA.1

backtotop